¿Qué derechos tenemos las personas?

A pesar de que el ser humano lleva cientos de miles de años sobre la faz de la Tierra, la idea de que las personas tienen derechos es algo reciente que ha sufrido constantes progresos y retrocesos. Actualmente, la doctrina de los Derechos Humanos se asienta en un plano moral, político y jurídico, que se desarrolla en instrumentos Internacionales y en leyes nacionales.

La Declaración Universal de Derechos Humanos de 1948 recoge la filosofía de ambos hitos históricos y se asienta en la doctrina jurídica y ética del Derecho Natural, que sostiene que existen unos derechos inherentes y fundamentados en la naturaleza humana. Esta Declaración, de naturaleza política, se complemente en España por los derechos reconocidos en la Constitución española de 1978.

Bajo esta premisa, los derechos se agrupan en:

Derechos Civiles y Políticos

Tienen su origen en la filosofía política del siglo XVIII, y están presentes en la Declaración de Derechos del Hombre y del Ciudadano (Francia, 1789) y la Carta de Derechos de los Estados Unidos (EEUU, 1791). Forman parte de la primera generación de Derechos Humanos. Son los derechos que abarcan las libertades individuales. Tienen como finalidad garantizar la participación de la ciudadanía en la vida social y política en igualdad y sin discriminaciones.

Dentro de este tipo estarían:

Libertad de movimiento.

Igualdad ante la ley, derecho a un juicio justo y a la presunción de inocencia.

Libertad de pensamiento, de conciencia y de religión.

Libertad de opinión y de expresión; la reunión pacífica; la libertad de asociación; la participación en asuntos públicos y elecciones.

Protección de los derechos de las minorías.

Prohíbe la privación de la vida, la tortura, las penas o los tratos crueles o degradantes, la esclavitud y el trabajo forzoso, la detención o prisión arbitraria, la discriminación y la apología del odio racial o religioso.

Derechos Económicos, Sociales y Culturales

Se inspiran en las reivindicaciones ligadas al movimiento obrero y los derechos de los trabajadores. Constituyen la segunda generación de Derechos Humanos. Posteriormente, en la segunda mitad del siglo XX, se ven enriquecidos con la tercera generación, centrada en lograr la paz, un medioambiente sano o la protección de los consumidores. Dentro de este grupo podemos englobar:

El derecho a trabajar en unas condiciones justas y favorables.

Derecho a una vivienda digna.

Derecho a la educación.

El derecho a la protección social, a un nivel de vida adecuado y al disfrute del más alto nivel posible de salud física y mental.

El derecho a la educación y a gozar de los beneficios derivados de la libertad cultural y el progreso científico.

Actualmente, podemos hablar de una cuarta generación de Derechos Humanos que quiere ofrecer respuesta al vertiginoso avance informático y digital, protegiendo a la ciudadanía de sus posibles riesgos y dotando de un contenido moral al progreso en esta nueva dimensión. El desarrollo tecnológico y las tecnologías de la información y la comunicación, el ciberespacio y la brecha digital son sus grandes preocupaciones. Dentro de este grupo se encuentran:

-El derecho al acceso a los recursos informáticos.

-El derecho de la ciudadanía al acceso a la información en condiciones de igualdad y no discriminación.

 -El derecho de acceso a la sociedad de la información en condiciones de igualdad y no discriminación.

 -El derecho a la formación en las nuevas tecnologías.

Compártelo
Updated on 17 August 2021

Was this article helpful?

Related Articles

Amplía esta información
¿Ves alguna incorrección o ausencia? Ayúdanos a mejorar
Escríbenos